Ponte en nuestra Piel Salada


"Todo comienza con una mirada al mar...la necesidad de un pensamiento inquieto por salir y mezclarse con la sal, respirar profundo y dejarlo todo en manos de las olas

Saber cuando el reloj va a marcar la hora en la que ella me tiene que curar y dejar descansar el alma

No correr contra las agujas para detener el tiempo...sino dejarse llevar y disfrutar la angustia o alegría del momento sintiendo su mano húmeda, salada y dejarnos sanar"